Masaje Perineal

El masaje perineal durante la gestación es efectivo para reducir el trauma perineal y las episiotomías en el parto. Lo realizamos durante el tercer trimestre junto con los ejercicios preparto.

Con el masaje se busca el estiramiento y la flexibilización de la musculatura y el tejido del suelo pélvico. Además conseguimos una integración a nivel propioceptivo del estiramiento perineal que permitirá relajar más esta zona durante el parto.

Cómo lo aprendemos:

En Akari realizamos una sesión en consulta donde aprendemos de forma teórica y práctica, los beneficios del masaje y cómo realizarlo. La mujer puede aplicárselo a sí misma pero en la última fase del embarazo puede resultar más incómodo o difícil, por lo que intentamos que sea la pareja la que lo realice y lo aprenda en el centro.

Es sencillo y enseguida se notan los beneficios si se realiza con constancia.